el espíritu dictatorial que progresa sin pausa: si fumar es malo, nadie debe hacerlo en presencia de otros. Lo mismo podría aplicarse a beber, a comer hamburguesas, a ir en coche (los automóviles causan estragos, para quienes van en ellos y para los demás) y a tantas cosas más. En realidad es gente que aspira a que se le prohíba todo cuanto le molesta a ella, a todo el mundo de una maldita vez.

JAVIER MARÍAS

El País Semanal, 20 de julio de 2014

Oleaje

Mira cómo te creces

desprovista de insignificancias

corriente desnuda

profundo mar en mi deseo

a riesgo de sobresaltos

            continentes submarinos

En ti nos adentramos

difuminados

diluidos

Recuerdo tu golpe de mar

desde la carretera

El fresco devenir de la sal

que otrora dijo

No soy para ti

mas que una playa

en tu vera

Adentro muy adentro

cálida agua soleada

somos coral

             permanencia

quizá sólo vivos peces

escurridizos ademanes

que del tiempo no vuelven.